Postmodern Jukebox

LA VELAEs increíble como existe música que cuando empieza a sonar la sitúas directamente en su época. Ejemplo de ello es la música de los 40,50, 60,70, con algunos de sus estilos como el  jazz, ragtime, swing y de la Motown. Cuando empiezan a sonar sus melodías nos imaginamos ya esos grupos en los que había ese vocalista o varios vocalistas vestidos de traje, engominados hacia atrás y con una coreografía muy marcada.

Mientras giraban hacia un lado o hacia otro, se iban hacia un lado o con unos pasos movían los dedos y los chascaban, las fans enloquecían, se llevaban los pelos a la cabeza, chillaban enfervorecidas. Detrás de los cantantes estaba el grupo que se movía al ritmo, con esos instrumentos tan característicos como la trompeta, el trombón, la batería, el contrabajo, los teclados, en los que destacaba el piano, envolviendo con su sonido todo el conjunto. Ellas tenían otra cadencia, con movimientos más envolventes y sugerentes y miradas que atrapaban.

Pero no sólo la música era importante, también lo era lo que llevaban puesto. Ellos con sus trajes que llamaban la atención, que destacaba sobre los demás porque la imagen era muy importante, además de un sonido característico. Ellas con esos vestidos ajustados con dorados, plantas, con peinados estudiados, laca, con guantes, labios pintados, tacones…, todo lo necesario para llamar la atención y para que desees no solamente escuchar la música sino que la desearás a ella porque eso estaba bien, aunque su novia se celara y se enfadara contigo.

Era esa época en la que había música con sordina, en el que la música de cabaret también estaba presente, en la que las parejas bailaban al ritmo, con pasos imposibles, piruetas, giros y elevaciones que no parecían humanas. Aquellos tiempos se hechan de menos hoy día y siempre hay alguien que desea recuperarlos.

Es por ello que cuando pensábamos que aquellos tiempos eran el pasado, hoy día, para alegría y maravilla nuestra, aparecen nuevos grupos que recuperan esos sonidos de varias maneras. Una de ellas puede ser recuperando esos temas de antes, de aquellas décadas y actualizándolos un poco, pero manteniendo la esencia de los sonidos. Por supuesto, sus integrantes van vestidos de aquella época o con toques que nos sitúan y recuerda a aquellos momentos.

Pero los más arriesgados son los que tienen la genial imaginación de tomar temas actuales y hacer que suene con esos sonidos de jazz, ragtime, swing…, creando un universo espectacular, único, divertido y, sobre todo, que hará que tu sonrisa brille y, sobre todo, que tu cuerpo no pueda dejar de bailar.

Es por ello que Postmodern Jukebox es agua fresca en la música, es lo mejor que puedes haber escuchado en muchísimo tiempo.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: