Rosalía

Flamenquito, flamenquito; que tumba, que tumba, que tumba; caramba, carambita, carambola; ole, ole y ole; arriquitaun, taun, taun… y así hasta que te aburras. Hablemos en serio de una vez por todas y digámoslo claro: ni todos los latinos saben bailar ni todos los andaluces son graciosos o cantan bien. Por extensión, no todo aquel que utiliza el flamenco como elemento musical en su trayectoria como artista es bueno. Como todo en la vida, hay genios, maestros, alumnos adelantados, aprendices, proyectos de…, quienes es mejor que no sigan adelante y bazofia de todo tipo.

Rosalia es una mujer que fusiona el flamenco con el soul, el jazz y otros ritmos. Ahora es cuando tengo que decir lo que me parece desde un punto de vista personal y artístico. Para mí, es una sonrisa en mi corazón, es algo único que hacía mucho tiempo que no escuchaba. Considero que es una de las artistas más importantes actualmente dentro del panorama musical español, dentro y fuera de los géneros musicales que trabaja. Tiene una forma de entender el flamenco única y emociona al escucharla.

Se atreve con lo tradicional y lo actual e imprime su sello personal, haciéndolo reconocible desde el primer acorde, desde la primera nota, desde que pronuncia la primera palabra. Me parece, sencillamente, con lo joven que es, que ha dejado de ser una aprendiz o alumna, para presentarse como maestra. Cuando la ves cantar, cuando mira, sabes que es así, no hay más.

Puede que alguno de vosotros piense que exagero. Puede que sí, pero cuando la escuches y te quedes parado como me pasó a mí o contengas la respiración porque no te puedes creer lo que escuchas de esa mujer que, aparentemente, te puede parecer frágil, entonces entenderás lo que digo, sin más.

Pocas veces elogio así a un artista, sea el que sea, pero es que hay ocasiones en las que no puedes decir que no, aunque sea joven, aunque no tenga mucho publicado, aunque… las narices. Que es un torrente de voz, de interpretación de vida, de lo que quieras y más. Y su disco Los Ángeles es… ¡buf! para emocionarte y hacer que una lágrima se derrame en tu mejilla.

Rosalía, gracias, gracias, y gracias por tu música. A mí ya me has ganado.

Abrazos musicales.

 

© La Mirilla Curiosa

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: