Mina Mazzini- Historia de un Hit Volumen XV

—Oiga, jefe.

—Dime, tronco.

—¿Tronco?

—¿Qué pasa? ¿Que nunca has escuchado un término pasado de moda?

—¿Pasado? Más bien jurásico, jefe.

—Vale, chaval. Tu sigue vacilando que un día te la vas a ganar de verdad. ¿Qué me querías contar?

—Pues nada, como tengo barra libre para hurgar en su colección particular… Vamos, que me he venido arriba y me he dicho: como este hombre tiene de todo y dice que, además, bueno, pues me he tapado los ojos y he seleccionado un disco de los suyos a ciegas.

—Bueno, mal disco no será. Eso seguro. ¿Cuál ha despertado tus sentidos esta vez?

—Pues mire que, al principio, no las tenía todas conmigo al ver la portada del disco, pero he seguido sus consejos. Como usted me dice: “para juzgar hay que escuchar

—Lo dicho, no está todo perdido en el mundo. Creo que por fin empiezas a escuchar y no sólo con el culo.

—Jefe, a lo que vamos. Que el artista, en este caso “la”, es una tal Mina Mazzini.

—Ostras. ¿En serio? Ni te imaginas el tesoro que has rescatado de mi discoteca. Hacía tiempo que no hablaba de ella ni escuchaba sus canciones.

—¿Y quién era?

—No, chaval, quién es, que todavía no la ha palmado. Hablamos de una estrella de la música italiana. su nombre real es Mina Anna Mazzini y nació en Busto Arsizio, en la zona de Lombardía, en 1940, así que saca la calculadora mental. Pero no te creas que esta medio “gagá”. Todo lo contrario. Sigue en activo, algo que pueden decir muy pocas cantantes. No se puede entender la música italiana si no se destaca a esta mujer, pero muy por encima de otros artistas de su época. Y, sin embargo, como suele pasar en muchas ocasiones,  su vida privada, tener un hijo sin estar casada, casi acaba con su carrera, pero fue la gente que adoraba su música la que obligo a la industria y a los medios de comunicación a que volviera a estar donde tenía que estar, en la cima.

—Eso es muy fuerte, jefe.

—Es que si buscas su discografía es espectacular y prolífica. Pero lo mejor es su personalidad al cantar, su mirada, cómo interpreta cada tema y la fuerza y chorro de voz que tiene. Es de esas mujeres, de esas artistas que no te dejan indiferente y que te atrapan sí o sí. ¿Conoces canciones como Sobreviviré, que canta Mónica Naranjo, o  Un año de amor, que canta Luz Casal?

—Claro, jefe. ¿Quién no?

—Pues son versiones de canciones de ella.

—¿En serio?

—En serio.

—Pues nada, jefe. A desempolvar el disco, preparar la aguja y a disfrutar.

—Me parece bien. Mientras preparas el disco, yo descorcho un lambrusco fresquito y a vivir.

—Está generoso, jefe.

—No, si el lambrusco es para mí. Tu tómate agua, por tocarme las narices. Así aprendes.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .