Deacon Blue

Deacon Blue es una de esas bandas que, sí o sí, son parte de las referencias musicales de la década de los 80, de la historia de la música y de géneros tan esenciales como el Pop, Rock, Blues, Rock Alternativo, Pop Rock o el Sophisti-Pop.

En este grupo de Glasgow, formado en 1985 destacan  las caras de los vocalistas Lorrain Mcintosh y Ricky Ross, voces reconocibles nada más escucharles en cada uno de los temas que interpretan.

Este es uno de esos grupos que transmiten una energía especial, que hacen que te sientas bien, que una sonrisa asome a tus labios y, sobre todo, que queden en la memoria una vez los escuchas por primera.

Está claro que el tiempo pasa para todos y que, seguramente, han vivido mejores tiempos y de más éxito. Sin embargo, han sabido mantenerse en un nivel de trabajo y reconocimiento más que bueno y sus conciertos se llena de nostálgicos y de nuevos oídos que entienden y comprenden la importancia de grupos como este y reconocen la calidad de su trabajo musical.

Deacon Blue es una banda y como tal, su forma de presentarse, de tocar, su personalidad está definida por un sonido propio, en el que la mezcla de la batería, los teclados y las guitarras, así como los instrumentos de viento, como el saxofón o la trompeta, son una parte troncal a la hora de escucharlos. 

Esta banda es de las que marcaron una generación, de las que eran parte de la colección de cromos y pegatinas que muchos adolescentes tenían en sus carpetas y libretas, pero, sobre todo, de los que dejaron huella en una década que buscan nuevas referencias  musicales, frescas, al margen de los primeros años de los 80, mucho más trasgresores.

El que no los haya escuchado nunca se llevará una agradable sorpresa y el que los ha disfrutado en el momento que aparecieron, seguro que le asoma una sonrisa recordándolos.

Aquí os dejo una recopilación de varios de sus vídeos.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán.

La música de Keka (2ª Parte)

A todos nos gusta la música en mayor o menor medida, un estilo más que otro, con más o menos personas a nuestro alrededor, más o menos alegre, con ritmo o tranquila. Hay tantos gustos musicales como personas en el planeta y nos produce todo tipo de sentimientos al escuchar las notas de cada tema .

Para mí es una parte esencial a la hora de escribir, parte de mi creatividad y algo que queda plasmado, de manera indirecta, en cada una de las páginas de aquello que escriba. Por eso, Keka, mi primera novela, está impregnada de música y esa música es la que ha inspirado, en muchas ocasiones, las sensaciones, las tramas, incluso algún personaje.

Pero la música es mucho más. Según nuestro estado de ánimo, escogemos la adecuada para identificarla con nuestro sentimientos o todo lo contrario. De la misma manera, nos ayuda a concentrarnos, a despertar la inspiración y muchas veces, sin buscarlo, incluso marca el ritmo de aquello que escribimos y el tono del mismo.

Lo que quiero decir con todo esto es que la música no es únicamente notas musicales en un pentagrama y que alguien interpreta con la voz o un instrumento musical.

Por eso Keka no es sólo una novela, es muchas parte de mi mismo plasmadas en palabras a través de capítulos, que conforma un libro.

Disfrutar con la compilación.

Abrazos musicales.

Cita en el MARCO

Descubrimiento

Todos tenemos un pasado

Laxeiro

Verónica

El arquitecto

¿Por que?

El nacimiento de Jorge La Vela

El principio del fin

Tortura

Vigo

Kokoro

La ceremonia

Madrid

Alejandro Guillán

La música de Keka (1ª Parte)

Cuando uno escribe un libro, la inspiración para hacerlo puede venir a través de muchas vertientes: imágenes, recuerdos, experiencias, encuentros, lecturas, la música, etc. Es esta, la música, la que ha sido, además de una fotografía, la que me ha acompañado en el todo el proceso y ha sido esencial para plasmar en páginas aquello que quería mostrar.

Por eso, esta publicación es una manera de dar las gracias a la música que me gusta, que me rodea, que me inspira a la hora de escribir y, sobre todo, sin la que no sería la persona que soy.

En muchas ocasiones es mejor no decir de más y dejar que la persona comprenda aquello que quieres expresar con poco, intentar que sienta aquello que has escrito a través de otras vías.

Pero detrás de cada página de un libro están, además del propio escritor, aquellos que han creído en él, que han realizado una crítica constructiva y, sobre todo, en mi caso, aquellos que entienden mi universo musical en el que entra todo tipo de música, pero de la que escojo aquella que me llega dentro.

Cada uno de los temas, que podréis escuchar en esta publicación, representa cada uno de los capítulos de mi novela: Keka.

Abrazos musicales.

¿Te acuerdas cuando deje de ser niña ?

Equivoqué el camino.

Miguel galán.

Hay momentos en que no puedes elegir.

Yo decido.

Cuando conocía a Macam.

Todo tiene un comienzo.

Media hora

¿Quién es Macam?

Transformación.

Aceptación y conversión.

Natsuki, Luna de Verano.

Alejandro Guillán.

Guitarricadelafuente

Detrás de este nombre artístico, Guitarricadelafuente, está Álvaro Lafuente, un joven nacido en Benicasim (Castellón) y que ha apostado porque su música lleve el sello de nuevo flamenco.

Cuando uno le escucha la primera vez, como me ocurrió a mí, se sorprende mucho al comprobar cómo la guitarra acompaña una voz arrastrada simultáneamente con una respiración, una profundidad que te deja sin palabras.

Reconozco que, en un primer momento, es imposible de catalogar, sobre todo por la enorme saturación de “poperos” de las lista musicales y que no ofrecen nada más que lo mismo que hacen cientos de artistas y que duran lo que el éxito de algún tema que hayan compuesto para ellos.

Sin embargo, en este caso, su apuesta es muy fuerte porque no estamos acostumbrados, al menos yo, a esta personalidad musical tan grande, tan arrolladora y que, sin embargo, te engancha y no puedes dejar de escuchar su deje sencillo, sus notas que transmiten lo mismo que la voz y una cantante que vive cada palabra dicha y entonada.

Para mí es una de esas voces que, hoy día, entran con frescura, con ganas de dar una patada en la industria musical y decir que uno puede hacer algo diferente, bueno y, tener éxito, en un principio, a través de las redes y al margen de lo mismo que muchos dicen hacer desde el punto de vista musical.

A mí me ha transmitido pasión, saber hacer, calidad, personalidad, frescura, pero, sobre todo, trabajo, mucho trabajo y que tiene claro qué quiere hacer, un objetivo y cómo llevarlo a cabo.

Esta compilación de sus vídeos muestra su trayectoria, evolución, su propia marca artística.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa

María Ostiz

Muchas veces tenemos que detenernos y darnos cuenta de cuál es la trayectoria de nuestra historia musical y poner en valor a aquellos que ya  no están o, estando, su repercusión deja de tener relevancia, ya sea parcial o total.

En la década de los de los 60 y 70, María Ortíz, nacida en Avilés (1942), pero navarra de adopción, fue la época en la que su carrera musical y discográfica tuvo gran importancia en ese panorama musical nuevo que se abría paso.

Esa importancia se ve reflejada en su discografía . Su popularidad creció mucho gracias a su participación en el Festival de la Canción O.T.I., con el tema Canta cigarra, en 1976. Si bien es cierto que su trayectoria decayó en la década de los 80, aún salió al mercado un nuevo trabajo, Mujer, en 1987.

Para mí, la relevancia de esta mujer está en las pocas voces femeninas a las que se les ha reconocido como artistas y más como cantautora española de voz melódica.  Ella es una voz reconocible en el panorama musical y reconocida dentro del mundo artístico, pero yo soy de los que piensa que, cuando se habla de historia musical, es necesario poner en valor a este tipo de voces que, por omisión u ocultación, han quedado aparcadas.

Lo bueno de algunos canales musicales es que podemos recuperar su música, sus vídeos y hacer que muchos de los jóvenes actuales puedan acercarse a estos artistas y conocer aquello que se hacía en aquellas décadas; cuáles era los géneros que sonaban, aquellos que, poco a poco, se abrían paso y, sobre todo, quiénes eran los artistas que se escuchaban en la radio, se veían en la televisión y por los que aportaban las industrias musicales nacionales e internacionales.

Este es un granito de arena en lo que es mi idea representativa de una playa, pero es importante que no se pierda nuestra historia, en lo que a la música se refiere.

Abrazos musicales.

 

© La Mirilla Curiosa

Varry Brava

Varry Brava son Óscar Ferrer (vocalista), Aarön Sáez (tecklados) y Vicente Illescas (guitarra). Forma este grupo de Indie Pop, que comenzó su andadura musical en 2009.

Ellos mismos se definen como un grupo fresco, que lo son, y el nombre del grupo surge de la adaptación del nombre de Barry White (Varry) y el tema musical de la gran cantante italiana Mina Mazzini: Brava.

A las espaldas del grupo, como suele sucederle a muchos de ellos, hay kilómetros de carretera, cientos de conciertos en pequeños locales, que cada vez se hacían más grandes y, poco a poco, su nombre fue apareciendo como algo habitual y reclamado en festivales, ganando concursos, labrándose a golpe de furgoneta y mucho sacrificio un camino que, actualmente, está dando sus frutos y que continúa haciéndoles crecer.

Lo de los músicos que se buscan labrar un camino a base de kilómetros,  es algo que se tiene que poner en valor y más cuando lo hacen bien, cuando suenan frescas las letras, cuando la música tiene calidad y el producto que ofrecen en formato digital se ve que se ha grabado con profesionales y cuidando cada tema grabado.

He conocido este grupo como sucede muchas veces: leyendo algo sobre ellos, escuchando de pasada un tema y preguntando quién es el grupo o cantante que suena por los altavoces de un local o, simplemente, de pura casualidad. Pero, como ocurre muchas veces, Varry Brava es de esos conjuntos que enganchan y que no olvidas una vez los escuchas.

Por ahora, aquí os dejo una recopilación de sus vídeos para que los escuchéis y disfrutéis en este momento tan complicado.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa

𝐌ø𝐦𝐞

𝐌ø𝐦𝐞 Es un Dj francés, quizá conocido para muchos, quizá desconocido para otros, como yo. Imagino que aquellos que disfrutan de la música de este artista, la vivirán intensamente.

En estos días en los que muchos estamos en casa, en los que buscamos momentos para evadirnos de las cuatro paredes que nos rodean cada día, una de las formas que puede ayudarnos es escuchar música.

Por eso, hoy no me quiero extender, no me da la gana. Así que, con ustedes, con vosotros, su música, para que las horas se hagan más cortas hasta que todo vuelva a la normalidad.

Fuerza y, entre todos, saldremos adelante.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa

ENCHIRIADIScom

Raúl Mallavibarrena es el responsable del nacimiento, en 2009, de este grupo: ENCHIRIADIScom, cuyo nombre deriva de dos tratados de los siglos IX y X (Scolica enchiriadis y Musica enchiriadis) acerca de la polifonía occidental. La idea principal del proyecto era crear un trabajo discográfico en la que el hilo conductor fuera la música anterior a 1700.

Ese empeño en grabar discos con lo que a uno le apasiona y en los que lo menos se tiene en cuenta son las grandes industrias musicales o las listas de éxitos, hace que este tipo de trabajos sean más difíciles de llegar al mercado. Sin embargo, destacan en el cuidado de los temas seleccionados, en el cariño con el que se los trata, la calidad de los interpretes, tanto músicos como voces, y sobre todo, se busca una calidad en la grabación muy por encima de los cánones habituales.

No seré yo, ignorante en lo que a música antigua, clásica y culta se trata, quien intente hablar, con desconocimiento, de algo que han de valorar expertos en este tipo de temática  musical. Sin embargo, yo hablo de sensaciones, de emociones, de “pelómetro”, de escuchar y sorprenderse. Y eso es lo que despierta en mí la música que este proyecto musical transmite.

Lo más que puedo hacer es que, sinceramente, con toda la humildad del mundo, felicitarles porque grupos como este, proyectos musicales como este, que luchan cada día para dar a conocer y mantener viva nuestra historia musical antigua, son los que hay que mantener, escuchar y descubrir.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa

Gustavo Cerati

Cuando uno piensa en la música rock, con sus muchas variantes y la alternativa, no se puede obviar la referencia tan importante como es la del cantante y compositor Gustavo Cerati.

Letras cuidadas, literatura llevada a las canciones, melodías que destacan por sus fuerza, por su forma de atraer a quien escucha y también esos cambios en la fuerza de los temas, en la intensidad de las guitarras y las baterías. Por supuesto, su voz inconfundible y, sobre todo, clara, fuerte y potente.

No era uno de esos músicos que buscaba únicamente la fama o la pasta sin ofrecer nada más que unos temas que “pegaran” lo suficiente, para dejar una ligera huella, una referencia apenas recordada.

Y como gran artista, la faceta visual era realmente importante porque también era parte del mensaje. Por eso los vídeos no eran imágenes que se superponen como un producto. No, los vídeos son una prolongación de su vena artística y es importante entender toda su trayectoria musical en su conjunto: su música, sus letras, sus videocreaciones y él mismo. Y por eso Gustavo Cerati no es uno más. Es ese punto de referencia de la que bebieron y beben nuevos artistas latinoamericanos y también españoles.

No sé si será uno de los considerados “artistas totales“, por trabajar en las distintas vertientes, que son esenciales en un artista si quiere merecer ser algo más que una flor de un día.

Cuanto más profundizo en la música y las músicas que se hace en el mundo, con todas sus variantes y aunque sea a destiempo, tengo que decir que es una suerte poder encontrar artistas de la talla de Gustavo Cerati. Como siempre, la tristeza de su desaparición demasiado pronta nos deja un poso de tristeza. Sin embargo, nos deja su arte, su huella y, lo mejor de todo, es que lo hace con fuerza y enraizando todo aquello que ha creado en nuevas generaciones que, seguro, no dejarán que su legado desaparezca.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa

La Dama se Esconde

La Dama se Esconde es uno de los grupos de referencia de mediados de la década de los 80 y principios de los 90 del siglo pasado.

Este grupo de San Sebastián fue conocido como parte de una tendencia musical, en la que se englobaron varios grupos bajo la nomenclatura de Onda Siniestra. Entre ellos, además de este, podemos encontrar otros como Parálisis Permanente, Alaska y los Pegamoides, Derribos Arias, etc.

Aunque su trayectoria no fue demasiado larga, si grabaron los suficientes discos como dejar una huella importante en la cultura musical. Así, su primer disco, Avestruces (1985), fue el comienzo de su trayectoria, que terminó con Hoy (1993).

Aunque fue un grupo muy seguido, hay que reconocer que la profundidad de sus letras y su música, no siempre acorde con lo comercial  ni con lo que era más seguido o esperado por parte del público, hizo que su público no fuera multitudinario, aunque hubieran llenado locales y grandes espacios.

Quizá, el problema que tuvo este grupo, desde un punto de vista personal, fue que la oscuridad de su música no era fácil adaptarla a un público que buscaba algo más de positividad y, sobre todo, vivir intensamente y no ver un mundo oscuro, más si cabe despues de lo cerca que había estado la transición y el fin de una dictadura.

Sin embargo, es muy importante, dentro de la historia de la música española, que grupos como La Dama se Esconde estuvieran tanto tiempo sobre los escenarios, porque indica que, aunque otros buscaran algo más comercial y/o alternativo, había espacio para todos aquellos que buscaban un hueco diferente y/o más profundo.

También quiero decir que son grupos, como este, los que hicieron que el concepto de Movida quedara fijado en la mente de muchos de los que la vivimos más o menos tarde y, sobre todo, de los que valoramos altamente aquella época por lo que supuso como punto de inflexión en cuanto a libertad, creatividad y ruptura con una época anterior.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa