Najla Shami

Najla Shami es como un cuento de hadas que un día te susurran al oído frente a las Islas Cíes en Vigo, tomando algo en La Vela, mientras ves caer la puesta de sol y sientes el deseo a flor de piel. No puedes evitar enamorarte y te dejas llevar por la música de las palabras.

Ella es así, como un cuento jamás escuchado, pero, en el instante que lo descubres, sabes que jamás podrás olvidarlo. Por eso, cada vez que venga a tu mente, lo recordarás con cariño y del mismo modo que lo recibiste.

Ella es cantante y compositora, ella es una mezcla de la diversidad multicultural de la que presumimos los nacidos en Galicia. En ella es mezcla de lo palestino y lo gallego, ademas de otras tierras cercanas y lejanas al mismo tiempo.

Como me ocurre con aquellas voces que me gustan y disfruto al escucharlas, no soy imparcial y tengo que decir que si, en principio, no la conocía ni me habían hablado de ella, quizá este era el  momento vital en que debía conocerla y escucharla porque, sinceramente, es una auténtica maravilla sonora, es una belleza el poder degustar cada uno de sus temas .

No hablo de presencia física, aunque su belleza sea evidente, pero eso es algo completamente al margen de su capacidad como intérprete, de su energía a la hora de interactuar con el público. Es una de esas artistas de la que puedes decir perfectamente: ella tiene que triunfar sí o sí.

Además de compositora, destaco lo fantástico que es poder escuchar a una cantante a la que se le entiende todo lo que dice porque es una forma de transmitir aquello que desea hacer llegar al público.

Por otro lado, es increíble el registro vocal que utiliza según el tema que va a interpretar, sorprendiendo a quien escucha por la capacidad que ella tiene en cuanto a adaptabilidad vocal y según la exigencia de la canción.

Yo no puedo otra cosa que sentarme y dejar que mis oídos se llenen de magia, de cuentos jamás escuchados y soñar con cada una de las canciones de esta mujer, de esta cantante, de esta artista que me ha llegado muy adentro.

Os dejo una compilación de varios de sus temas.

Abrazos musicales.

 

© La Mirilla Curiosa

Anuncio publicitario

Wintergatan

DSC_0044En la música hay artistas de todo estilo y, en ocasiones, aparecen músicos que son también luthieres  y crean algo tan nuevo y sorprendente que demuestra la genialidad de su arte y la capacidad del ser humano para crear belleza de la nada, música de algo que fue una idea la mente de alguien. Hoy os acerco a un grupo muy interesante: Wintergatan.

La visión de una máquina de música hecha de madera, en la que a través de los pequeños golpes dados por unas pequeñas bolas de acero y las manos del músico que acciona diferentes mecanismos, mientras toca un bajo incrustado en la propia máquina , es sorprendente. Continuar leyendo «Wintergatan»

Historia de un hit – Volumen II

DE LA BELLEZA A MI IMAGINACIONUn par de notas se mantienen como una introducción de que algo que va pasar, algo que está fuera del alcance de los que vemos el vídeo. Ella va apareciendo poco a poco, primero su cara y se va ampliando todo hasta ver parte de su cuerpo, que insinúa, pero que no enseña porque está metódicamente estudiado para que no veamos más de lo que se tiene que ver.

Cambios de plano en los que se le da importancia a su boca, a sus ojos, a su manera de mirarte. Aparecen imágenes de un cuarto, lo que parece una casa que está muy vieja pero, para sorpresa de todos, no está hecha un basurero, está completamente limpia. Así, esa imagen de antiguo hace destacar la belleza de la “star”. Continuar leyendo «Historia de un hit – Volumen II»

Miguel Poveda

UNA HABITACIÓN CON VISTASLa música española ha dado grandes voces a lo largo de su historia. Actualmente contamos con algunas, muy pocas, que marcan la diferencia y que destacan, además de su capacidad vocal, por la calidad en la interpretación. Para mí, actualmente hay que destacar por encima de todos a Miguel Poveda.

Seguramente os habrá sorprendido el giro musical en este post. Aunque este cantante catalán se mueve en varios géneros, en el que más destaca es el flamenco. Cuando escuchas su voz no la olvidas nunca. Es un torrente de fuerza, capacidad de canto y sobre todo, te hace sentir lo que el tema musical quiere transmitir. Lo que más me impactó fue que, si bien es cierto que en CD suena muy bien, en directo mucho mejor, algo de lo que pueden presumir muy pocos cantantes, sean del género que sean.

Algunos de los temas que interpreta en alguno de sus discos, como en Coplas del Querer, son populares y en ellos se ven la mentalidad social que había en aquellos momentos en los que se compusieron, que puede chocar con nuestra forma de sentir ahora.  Lo que está claro es que Miguel Poveda eriza la piel de quienes escuchan su forma de cantar e interpretar.

La música es maravillosa, única y transporta a quien la escucha a momentos musicales cercanos y lejanos de nuestra historia y lugares diversos. Por eso es importante tener la mente abierta y escuchar sin juzgar. Seguro que muchos de nosotros, al escuchar a este cantante, pensaremos en nuestros abuelos, en momentos que nunca viviremos, en formas de sentir la vida, el amor y la pasión que ahora no se estilan.

Lo que está claro es que seguro, seguro, que pensaremos en un tablao, en mujeres y hombres sentados tomando algo, fumando, un guitarrista que afina la guitarra española y un cantaor tocando levemente las palmas, sintiendo la música, esa entrada que le da pie para que su voz complete una melodía que se mezcla con el ambiente y arrastra la mirada de todos a su persona, callando voces, mientras la luz mengua un poco y el tiempo parece detenerse en su voz.

© La Mirilla Curiosa

Laura Mvula

DESTINOLaura Mvula es una cantante y compositora del Reino Unido. El jazz y el soul se mezclan en los temas musicales que canta y nos hacen sentir todo tipo de emociones. Cuando escuchamos a esta cantante de color la luz va desapareciendo poco a poco y nos introducimos en un territorio desconocido. Las sombras nos invaden, la luz tenue nos rodea y la voz de esta mujer nos transporta a un mundo de sueños nuevos, de sonidos diferentes y, sobre todo, nos hace ver la música desde otro punto de vista.

Cuando escucho su voz, cuando siento su música, me veo a mi mismo caminando por las calles de los barrios por donde he nacido, de noche, con las manos en los bolsillos disfrutando de una ligera brisa, mientras la luz amarilla de las farolas va haciendo que mi sombra avance y se retrase una y otra vez.

Me veo a mí mismo paseando por calles estrechas, anchas, algunos parques oscuros, donde seguramente habrá parejas queriéndose en las penumbras y, sobre todo, recuerdo los paseos junto al puerto, sintiendo como las olas van llegando hasta los barcos atracados, pequeños o grandes, llenando la noche de una melodía llena de salitre en aquellos instantes.

Laura Mvula es una mujer negra que no te deja indiferente, tanto por su belleza como por su voz. Tampoco te deja indiferente porque destaca por sí misma. Es una cantante de los pies a cabeza, es una mujer que sabe lo que quiere y cómo transmitírtelo para qué te estremezcas al oír los primeros acordes de cualquiera de sus temas.

Cuando escuchas su voz, la potencia de lo que transmite a través de la música no la vas olvidar porque es única. Asocias una voz a un rostro, asocias una voz a un estilo muy personal y te hace soñar, te hace sentir diferente y, sobre todo, hace que todo lo que sientes alrededor deje de ser importante y te centres únicamente en su música.

Yo os invito a escucharla de la misma forma que la escuché por primera vez yo. Hay música que tú la buscas porque te gusta, porque te conmueve y hay música que te encuentra y se queda a tu lado para siempre, como la que te compone y canta Laura Mvula.

© La Mirilla Curiosa

London Grammar

HPIM3049La primera vez que escuché a este grupo, London Grammar, fue viendo un vídeo de surfistas en Barcelona. Las olas eran suaves y los surfistas las cabalgaban una detrás de otra. Las imágenes fueron tomadas desde el filo, desde un dron, combinando las imágenes en tiempo real con las que iban a cámara lenta.

La música de fondo en la clave este grupo, en concreto el tema titulado Hey Now, de su disco If you wait. A partir de ese momento me fue imposible separar ese tema musical de los momentos buenos que he disfrutado en algunos lugares, solo o en compañía. Pero lo que unía a todos ellos era el mar, el está cerca de las olas y notando cómo los pies se empapaban de agua salada, de la salitre y sintiendo cómo poco a poco los pies se van hundiendo en la arena que se mete entre los dedos.

Para todos aquellos que hemos nacido al lado del mar, sabemos lo inolvidable que son algunas estampas. Entre ellas siempre recuerdo aquella en la que estaba en la terraza de un bar de una amiga mía, en Vigo, pegada a la arena de una playa. El lugar se llama La Vela y frente a su terraza, tanto en invierno como en verano, la puesta de sol ocurría delante. Imaginaros la visión de cielo cambiando de colores desde el azul al amarillo, naranja, rojo, violeta… mientras el sol poco a poco se va ocultando detrás del otro lado de la ría.

Al lado la persona con la que compartes una vida, la persona que quieres, mientras te tomas algo fresco. No importa cuánto tiempo pase o vuelvas a ese sitio. Lo importante es que lo recuerdas con cariño y cuando coincide que puedes volver allí, vuelve a ocurrir otra vez la belleza de ese milagro, esa puesta del sol especial, de ese sonido de las olas que llegan a tu alma.

Es por ello que algunos temas musicales llegan más adentro que otros y se graban en tu memoria junto a situaciones y momentos que jamás se olvidarán. Son esos momentos llenos de belleza, de amor, de alegría y en los que, seguramente, tú también has estado rodeado de un marco incomparable, en buena compañía y sintiendo una energía especial en tu piel.

© La Mirilla Curiosa