María José Llergo

María José Llergo es una artista joven. Nacida en Pozoblanco en Pozoblanco (Córdoba). Su voz suena a flamenco. Su música lo fusiona con otros ritmos , creando un universo propio de colores, de sonidos, de letras que transmiten, de canciones que te hacen para y la necesidad de escucharla sentado, poniendo los cinco sentidos y sintiendo como pocos lo consiguen.

No es fácil hacerlo, no por su juventud, que también, pero esta artista tiene claro qué quiere hacer en esto de la música. Se ha arriesgado mucho al buscar un recorrido diferente en su camino , pero lo que está claro es que lo que canta es muy bueno y quien lo produce hace verdaderas obras de arte.

No hay nada más difícil que enganchar a un oyente desde la primera nota y cada uno de los temas que está publicando consigue que se algo te remueva algo dentro.

Tengo que decir que, por lo que escucho y veo, en esto de la música, en lo relativo a nuevas voces, hay como dos vertientes: por un lado tenemos los que se lanzan a los brazos de lo comercial, de lo mediático, de lo inmediato, de lo que suena machaconamente en todas y cada una de las radiofórmulas, de lo que se vende como churros. El problema es que eso es como una pompa de jabón: sube cristalina muy rápido, pero dura muy poco y explota hasta que no queda nada y desaparece.

La otra vertiente es la más complicada: mirarse al espejo y ver tu reflejo, aceptar quién eres, qué quieres hacer de verdad en esto de la música y saber que lo que uno quiere va a ser difícil, complicado, arriesgado y, la mayoría de las veces, acabará demasiado pronto sin que se consiga nada o sólo las ganas de haberlo intentado.

Pero en ocasiones, como se dice, «suena la flauta» y, ya sea por conocer a las personas adecuadas o coincidir con ellas, por estar en el lugar adecuado en el momento justo, funciona tu manera de entender la música y llega a quien tiene que llegar, confían en ti y tu camino varía hacia algo mejor.

María José Llergo tiene mucho para volar alto y no caerse, todo lo contrario. Tiene esa luz que pocos logran, pero es que, además, su voz expresa, atrapa, te canta y te cuenta historias haciendo que quieras escuchar más.

Para mí es un diamante que se está puliendo poco a poco y que cada vez brilla un poco más.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Anuncio publicitario

Duncan Dhu

Vid (br)La primeras vez que escuché a Duncan Dhu fue en la televisión. Estaban tres tocando en playback y se le notaba toda la juventud. Vivían intensamente la actuación, aún sabiendo que no lo hacían de verdad, pero sonaba increíble y ya, desde ese mismo instante, supe que ese grupo triunfaría seguro. Tampoco voy a decir que fueran santo de mi devoción, mi gusto musical es otro, pero lo personal no está reñido con apreciar y ver la calidad en otras músicas.

Llegaron del norte, San Sebastián a principios de los 80, pero lo hicieron para quedarse y no pasar de largo como otros. Buenas letras, ese estilo Rockabilly en el que la fuerza de los temas con ritmo y las baladas hacías derretirse a las mujeres y adolescentes y a los hombres comprar sus discos para derretir a las parejas. Al principio fueron una de tantas caras en el Superpop. Continuar leyendo «Duncan Dhu»

Gabrielle Aplin

IMG_1678Cada vez más, aparecen artistas que nos sorprenden con su juventud y, a la vez, con su capacidad como cantantes, compositores, etc. Gabrielle Aplin es una de estas nuevas estrellas. Cuando la vemos por primera vez nos parece una joven frágil, que va a salir huyendo en cuando digamos una sola palabra. Eso por lo menos es lo que aparenta. ¡Que engañado nos tenía!

Digo esto último porque en el momento que empieza a cantar  inunda el espacio con una voz suave, que impacta y que no te deja indiferente para nada. Es el tipo de cantante que quieres que progrese y que no se desvíe de lo que inició. Ella lo vale, pero sabemos que la industria de la música no es tan compasiva y corrompe, chupa lo mejor de una hasta dejarlo seco. Y ese es el principal temor. Continuar leyendo «Gabrielle Aplin»