María José Llergo

María José Llergo es una artista joven. Nacida en Pozoblanco en Pozoblanco (Córdoba). Su voz suena a flamenco. Su música lo fusiona con otros ritmos , creando un universo propio de colores, de sonidos, de letras que transmiten, de canciones que te hacen para y la necesidad de escucharla sentado, poniendo los cinco sentidos y sintiendo como pocos lo consiguen.

No es fácil hacerlo, no por su juventud, que también, pero esta artista tiene claro qué quiere hacer en esto de la música. Se ha arriesgado mucho al buscar un recorrido diferente en su camino , pero lo que está claro es que lo que canta es muy bueno y quien lo produce hace verdaderas obras de arte.

No hay nada más difícil que enganchar a un oyente desde la primera nota y cada uno de los temas que está publicando consigue que se algo te remueva algo dentro.

Tengo que decir que, por lo que escucho y veo, en esto de la música, en lo relativo a nuevas voces, hay como dos vertientes: por un lado tenemos los que se lanzan a los brazos de lo comercial, de lo mediático, de lo inmediato, de lo que suena machaconamente en todas y cada una de las radiofórmulas, de lo que se vende como churros. El problema es que eso es como una pompa de jabón: sube cristalina muy rápido, pero dura muy poco y explota hasta que no queda nada y desaparece.

La otra vertiente es la más complicada: mirarse al espejo y ver tu reflejo, aceptar quién eres, qué quieres hacer de verdad en esto de la música y saber que lo que uno quiere va a ser difícil, complicado, arriesgado y, la mayoría de las veces, acabará demasiado pronto sin que se consiga nada o sólo las ganas de haberlo intentado.

Pero en ocasiones, como se dice, “suena la flauta” y, ya sea por conocer a las personas adecuadas o coincidir con ellas, por estar en el lugar adecuado en el momento justo, funciona tu manera de entender la música y llega a quien tiene que llegar, confían en ti y tu camino varía hacia algo mejor.

María José Llergo tiene mucho para volar alto y no caerse, todo lo contrario. Tiene esa luz que pocos logran, pero es que, además, su voz expresa, atrapa, te canta y te cuenta historias haciendo que quieras escuchar más.

Para mí es un diamante que se está puliendo poco a poco y que cada vez brilla un poco más.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Playing For Change

La idea principal de esta fundación, Playing For Change, es la de la capacidad que tiene la música para conectar a las personas y esta conexión no tiene que ver con sus diferencias, ya sean económicas, físicas, intelectuales, sociales, culturales o de lugar en el que uno habite.

La música, quizás, sea el idioma más universal y en el que, a través de una melodía, cualquier músico puede aportar su capacidad como artista para crear algo nuevo, diferente, original o también revisar temas musicales conocidos, además de crear otros nuevos. Ahí está su magia.

Partiendo de la base también de que el conocimiento musical puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas, sobre todo los más pequeños, y ofrecerles un futuro alternativo a través de los estudios musicales, esta fundación ofrece 15 programas de estudio musical en 11 países diferentes.

Por supuesto, todo este trabajo no sería reconocido ni reconocible sino hubiera detrás un apoyo económico y, sobre todo, caras conocidas que aporten visibilidad a esta fundación. Por eso, tomando como base la música, esa visibilidad la han conseguido, en parte, creando vídeos musicales en los que artistas de todo el mundo versionan temas conocidos actuales en los que, con su voz, instrumento musical u otros conocimientos aportan de manera desinteresada su calidad como músicos, cantantes, etc.

Para mí, como amante de la música y de sus infinitas variantes, ritmos, voces instrumentos, etc., es una gozada poder escuchar a músicos de todo el mundo, en muchas ocasiones desconocidos para el que escribe, pero con una calidad que haría temblar a más de uno de los que creen ser buenos sólo porque es famoso.

Por eso, aquí os dejo una selección de varios de los vídeos de la fundación y, a través del enlace, pulsando sobre el nombre de la de esta, podréis conocerla mejor.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

La música de Keka… y 4ª parte

Esta es la última parte de la música que me ha inspirado, en ciertos momentos o de manera muy significativa, a la hora de escribir la novela.

Es por ello que, lo mejor es no decir escribir nada más y dejar que los temas hablen solos por sí mismos.

Seguramente lo habréis intuido, pero cada frase anterior a cada vídeo corresponde a cada uno de los títulos de cada capítulo del libro.

Abrazos literarios a todos.

Toda la verdad y nada más que la verdad.

Frío.

Los padres de Teresa.

No puedo ser otra persona que la que soy.

La Alameda: Josefa Praias.

El paseo de Bouzas: Luis Arteixo.

Las cosas claras.

La estación de autobuses: Alberto Remírez.

El ave nocturna: Fernando Avalar.

Te lo avisé.

Todo tiene un final… o no.

Es hora de dejar que el aire entre.

Alejandro Guillán

Hooverphonic

Hooverphonic es un grupo belga, formado en 1996, que ha recorrido un camino muy parecido a otros grupos en lo referente a la formación como tal. Me refiero a que los que actualmente conforma esta formación poco tienen que ver con los que la iniciaron y, sin embargo, parece que llevan desde el principio.

No es de los grupos que guardo en mi vitrina de los magníficos, pero tienen “un no sé que, que que se yo, pero me encanta”, diferente al resto y es imposible de obviar. En cuanto les escuchas ya estás enganchado. Bueno, en realidad me has enganchado sus vídeos con orquesta sinfónica, en la que la cantante tiene una presencia musical y vocal impresionante, junto con los demás miembros del grupo.

Tiene ese aire de tugurio de jazz de película de gánster,  pelo muy corto y una voz que te atrapa. La orquesta suena espectacular y el resto del grupo completa un ambiente de lo más intimo y eso que es un concierto. Es lo que tiene hacer bien las cosas.

En ocasiones no puedes evitar pensar que un grupo, si hubiera hecho este tipo de trabajo desde el principio, sin pensar en las ventas de discos, es más que posible que sería mucho más reconocido. No es que no lo esté sino que parece que, para que tenga una cierta credibilidad, tiene que hacer un concierto sinfónico y es en estos en los que se ve realmente cuando un grupo es mucho más que sus éxitos. Y este grupo es mucho más que sus éxitos.

Da gusto escuchar cada tema con calma, disfrutando de la voz de la cantante y de las melodías de las canciones, que son mucho más que acordes encadenados.

Vale que llevan mucho tiempo en esto de la música, pero para mí es un descubrimiento y nunca es tarde para disfrutar de la buena música, sea cuando sea y en el momento que sea.

Aquí os dejo una compilación de sus vídeos.

Abrazos musicales.

 

© La Mirilla Curiosa

Nastasia Zürcher

Estoy sentado frente al ordenador, tranquilo, buscando un tema sobre el que escribir, un nuevo artista que conocer, escuchando música de fondo, sin prestar demasiada atención a quien canta. Escucho música de todo tipo porque creo que es bueno ese eclepticismo musical para poder apreciar la mierda de lo bueno, de lo que se hace cerca de uno y lo más desconocido.

Pues en esas andaba cuando escucho unas notas de teclado, que me recordaron al comienzo de uno de los temas de la banda sonora de El Viaje de Chihiro, y tuve que pararme porque esas notas me erizaron el vello de la piel, como sólo lo hace la música que siento que tiene algo especial, mágico. No pude seguir con lo que hacía y tuve que levantar la vista hacia la otra pantalla y ver qué era aquello que activó mi “pelómetro”. Paré el video y lo puse desde el comienzo. Nueva subida emocional interior.

Frente a mí, apareció la figura de una mujer, Nastasia Zürcher,  con una voz que subía a unos agudos, ya al comienzo del tema Our Constellation, interpretado en el  Sofar A coruña en directo, y he de decir que me emocionó hasta el punto de casi hacerme llorar.

Fue empezar a cantar y me quedé atrapado por su voz, imposibilitado para hacer cualquier acción salvo la de escucharla. Allí, con los ojos cerrados, Nastasia creo una conexión conmigo y con quienes estuvieron presentes en ese lugar e instante en “cero coma“.

Esta artista es algo increíble desde el punto de vista vocal y desde el punto de vista interpretativo. Es fuerza, es atracción, es belleza musical, es potencia, es conexión, es todo lo que se desea escuchar y ver en una artista.

Ella es todo lo contrario de lo que demasiadas y demasiados artistas creen poseer y no tienen ni tendrán.

Para mí es una de las artistas que tendré más que en cuenta desde hoy mismo, porque creo que es una referencia de lo que tiene que tener alguien que quiera ser algo dentro del panorama musical actual. No es que sea buena, es que creo que no tiene nada que envidiar a otras nacionales o internacionales y más en directo, donde lo llena todo con ella misma, su voz y su grupo. Es una cantante con mayúsculas, una maravilla.

La escuchas y no puedes evitar emocionarte con lo que transmite, con lo que siente y te hace sentir. Es obvio que los músicos que la acompañan envuelven este presente musical de una manera increíble, pero nada de eso sería posible si ella no tuviera ese regalo que es su voz.

Yo, lo único que puedo es acercaros a ella a través de su música, para que podáis sentir lo que yo sentí… o no.

Para mí, creo que es una de las potenciales referencias musicales próximas y le deseo que llegue muy lejos no, mucho más.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa

Suzy Quatro

Rubia, guapa e inteligente. Si quieres acercarte Susana Kay, Suzy Quatro, tienes que hacerlo ante una cantautora, música, letrista, actriz, artista, escritora que marcó una época y su dominio en la industria discográfica estuvo situada, sobre todo, en las décadas de los 70 y 80, en los que su sello personal, al ser de los pocos artistas que, tocando el bajo, llegaría a ser líder de un grupo, marcó la diferencia.

Cuando uno la escucha, se topa con la fuerza del ritmo de la percusión en la batería, unos teclados que no te dejan indiferente porque parece casi jazz, unas guitarras que desgarran cada nota de las cuerdas, un bajo que mantiene la tensión de la melodía y la canción, que nunca decaen. Pero lo que alucina es la voz de Suzy, absolutamente brutal. Su voz está por encima de la de sus compañeros sin inmutarse, se hace notar hasta el punto de parecer enloquecer con cada tema. Llega a unas notas y agudos que son espectaculares. Pocos cantantes conozco que sean capaces de llegar a ellas sin romper la voz.

Aun así, los vídeos oficiales no son los que le hacen justicia porque están hechos con la voz enlatada y lo mejor es escucharla en directo, sobre todo cuando en los programas podían hacerlo así, al natural, viéndose los cables conectados y con el mensaje en la parte inferior diciendo “voz e directo“. Eso sí que valía para tomar la medida del cantante en cuestión.

No sólo era una fuerza sobre el escenario, sino que tenía esa energía para engancharte y no soltarte hasta que a ella le diera la gana.

Alguno pensará por qué hablo en pasado cuando aún está en activo. Lo hago porque creo que son ese tipo de artistas, hombre o mujer, cuyo momento ha pasado y que jamás va a recuperar. Lo que haga ahora es flipante, pero creo que como las décadas pasadas…, nada. Pero eso es una opinión personal, nada más.

Para quienes no la conocen, ¿puede ser cierto?, aquí os dejo una compilación de varios de sus temas que espero que disfrutéis. Por mi parte, disfrutar de buen rock.

Saludos musicales.

© La Mirilla Curiosa

José José – Historia de un Hit Volumen XIII

— Hola jefe.

— Buenoooo, vienes cargado de discos. ¿Has estado en el rastro?

— Pues la verdad es que sí y no vea la cantidad de LPs que había a la venta.

— ¡Vaya! Si te acuerdas de la terminología. No está todo perdido.

— No se vaya a pensar. De verdad que es complicado escoger entre tanto desconocido.

— Como si ahora fuera diferente. ¿Sabes qué ocurre? Que antes tenías que ir a la tienda de discos y buscar entre muchos discos de vinilo, pero no había infinitos. Ahora te metes en internet y hay una cantidad imposible de abarcar en una vida. Tu piensa: entre los artistas conocidos, los que asoman, los que publican discos, los que sólo publican un tema de vez en cuando, las colaboraciones, todos los tipos musicales habidos y por haber y, sobre todo, el acceso que tenemos para conocer la música que se hace en cualquier parte del mundo. ¿Tu sabes qué es eso? No hay horas en todo el día para escuchar todo lo que se hace.

— Visto así, algo de razón tiene.

— Antes de internet, creíamos que todo lo que se producía en el mundo estaba en las tiendas de discos y sobre todo, soñábamos con visitar las de Estados Unidos, en concreto Nueva York, donde se cocía mucho, o Londres o París. Parecía que no se hacía música en ningún otro lugar del mundo. ¿Cuánta ingenuidad! A ver,  ¿qué me has traído hoy?

— Pues la verdad es que no tengo ni idea. He tomado una decisión. Ya que, según usted, soy un desastre musical…

— Que lo eres.

— Y no tengo ni idea…

— Que no la tienes.

— Pues eso, para curarme en salud, lo que voy a hacer a partir de hoy es compra discos por lotes, traérselos y que usted me ilustre con su sabiduría.

— Noto cierto “tonito” de vacile.

— Para nada, jefe, para nada.

— No sé, no sé. A ver que has traído.

— Espere que los saco de la bolsa.

— ¡Ostras! Esto sí que no me lo esperaba. Bueno, si has comprado un lote es normal que no me lo esperara. ¿Tu sabes quién es este cantante?

— ¿José José? Ni papas.

— Si es lo que yo te digo. Tu te quejas de las collejas que te doy, pero es que te las ganas a pulso, de verdad.

— Por eso no voy a elegir los discos nunca más y así me evito su mala leche. A ver, ilústreme sobre este cantante.

— Escucha, ignorante. José José, para los que sabemos de música, conocido también como “El príncipe de la canción” es uno de los más grandes cantantes, autores y productores mexicanos que ha dado la historia de la música.

— Eso es una buena carta de presentación.

— Es uno de esos artistas que lo han conseguido todo, pero currando de verdad, como se hacía antes. Que venga de una familia de músicos sólo le sirvió para meterle el gustillo en el cuerpo, pero si no trabajas… olvídate.

— Eso es bueno.

— Además, es de los que ha creado escuela. Fue actor y ese tipo de interpretación actoral la utilizó en su manera de cantar y de hacer los vídeos de sus temas musicales. Claro, como se hizo famosos a nivel mundial, muchos otros cantantes y artistas imitaron ese estilo tan particular.

— ¡Caray!

— Este tío ha vendido, según parece, más de 250 millones de discos, ha ganado premios como para decorar una casa. Y lo de siempre, varias esposas, hijos, todo. Su vida es una película, imagino que con sus altos y sus bajos. Lo que sí es cierto es que no se puede entender la historia de la música internacional latina sin que José José exista en ella.

— Pues nada jefe, lo mejor va a ser escucharle, que ya me está entrando el gusanillo. Voy a limpiar los discos mientras prepara el equipo musical y así los escuchamos todos. Creo que va a ser una buena sesión de música.

— Seguro que sí.

Abrazos musicales.

 

© La Mirilla Curiosa

Daniel Caesar

Daniel Caesar es el nombre artístico de Ashton Simmonds, natural de Oshawa, Ontario. En su música se mezclan los ritmos  R&B, Soul, Neo Soul, creando una atmósfera mágica en cada uno de los temas que interpreta. Personalmente, creo que está dotado de personalidad y una gran voz, que lo harán un referente dentro de poco tiempo, siempre y cuando cuide el trabajo que ha estado realizando hasta este momento.

Leer más “Daniel Caesar”

Carlos Gardel

Carlos Gardel no fue un cantante, un compositor o actor. Carlos Gardel era el Tango con mayúsculas y era él a través de su voz, de la melodía,el bandoneón y la guitarra, de cada uno de los temas que cantaba. Y fue mucho más que eso. Cuando murió, fue como si le arrebataran el corazón a toda una nación, que quedó en estado estupefación. Luego nació el mito en todo el mundo, aunque ya lo era antes de morir. Leer más “Carlos Gardel”

Randy Crawford

Hola Randy Crawfor. Hace tiempo que escucho tu música y cada vez me gusta más tu voz. Es como el buen vino que mejora con los años. Pareces frágil y, sin embargo, lo llenas todo cuando empiezas a cantar con ese tono que parece que no llega y sí lo hace. Alma de blues, alma soul, de jazz, de lo que quieras. No sé quién has sido, y tu vida ha sido la que fue, pero tu música está ahí. Leer más “Randy Crawford”