John Mayer

ELLACuando uno piensa en el Country ocurre algo interesante y es que asociamos el ritmo, la forma de entonar, interpretar y cantar a una imagen concreta de cantante. Lo mejor es que ese estereotipo concuerda con lo que pensamos en este caso. Lo que sí es interesante descubrir es que, dentro de este género, hay muchos estilos, desde los más ortodoxos a los más modernos, que siempre pierden un poco la esencia del género, pero que lo acercan a muchos de los que desconocemos este tipo de música.

Es por ello que este post está dedicado a John Mayer. Cantante country, con portada en la que la indumentaria vaquera no podía,  faltar, sombrero y cinturón total incluidos. Esta es una balada tierna, bonita, de esas que gusta escuchar mientras conduces, estás entre amigos, pero donde mejor suena es junto a esa persona especial , mientras la tomas por la cintura y os movéis por el espacio mirándoos a los ojos y bailando, aunque no sepas.

No hablo de discos porque no es el estilo que mejor conozca, pero resulta interesante la fusión del country y un poco del pop, ya que el tema esta interpretado también por Katy Perry. Lo mejor del dúo es que las voces suenan bien juntas y la interpretación llega. Soy un blandengue con algunos temas, ¡que le vamos a hacer!

Es una melodía pegadiza y su tranquilidad invita a ver a quien tenemos delante, darnos cuenta de esos pequeños detalles que nos hacen quererla, desearla y sobre todo todo, estar a su lado. Al mismo tiempo, deseamos estar enfundados en unos vaqueros, sombrero, camisa, cinturón de cuero y botas de punta. Al revés, en caso femenino, sería lo mismo, salvo que ella tendría el pantalón más ajustado y posiblemente un pañuelo anudado al cuello.

Al margen de quién sea, se acercaría, el o ella, a quien quisiera, en el momento en que suena un tema en la pista de baile, de tablones de madera por supuesto, mientras cae la tarde y la noche ambienta el momento. Él se tocaría el sombrero pidiendo permiso para bailar esta canción, ella le diría que sí, pero con poco interés, para que no se note. Un poco torpes se tomarían de la mano y cuando fueran a iniciar los pasos, la música cambiaría, sonando esta melodía.

No tienen más remedio que acercarse, notarse piel con piel y el latido del corazón del otro y entonces surge la magia, la mirada, la mano que acaricia y todo lo que está alrededor desaparece, por que no hay más mundo que tu mirada y el amor por ti, por ella, por la persona de la que te has enamorado.

© La Mirilla Curiosa

Anuncios

Jackson Five

ESBOZO SOLARAl dedicar este post a los Jackson Five, no seré yo quien hable de juguetes rotos o de niños sin infancia utilizados como máquinas de hacer dinero gracias a un talento natural para la música. En este caso solo destacar que somos afortunados de que el pop hubiera dado un grupo tan grande como este y también a uno de los hermanos, Michael Jackson, al margen de todo lo relacionado con su vida personal y temas judiciales aparte.

El pop, la música actual no se puede entender sin la aparición de este grupo de hermanos. No solamente hablamos de calidad, si no que muchos de los temas que los han hecho famosos en el mundo entero han sido tomados por por artistas de su época y posteriores, versionándolos y haciendo más grandes los originales una vez que los escuchamos en nuevamente en este grupo.

En cuanto empiezan las primeras notas de muchas de las canciones identificamos claramente el tema, lo tarareamos, intentamos cantarlo con nuestro spanglish y, sobre todo, nos queda en nuestra cabeza. Cada uno de nosotros puede hacer la prueba escuchando un recopilatorio de sus éxitos. Todos y cada uno de los temas los conocemos y puede que alguno nos sorprenda al saber que eran temas suyos.

Cuando uno escucha su música entiende el porqué de su éxito, entiende el porqué el más pequeño era el que más talento tenía de los cinco y, al mismo tiempo, nos damos cuenta de como una infancia se pierde de una manera cruel y el mundo gana al Rey del Pop. Con todo lo dicho anteriormente, solo puedo decir que la historia de la música ha tenido al mejor, con sus claroscuros, con sus éxitos y fracasos.

© La Mirilla Curiosa

Javiera Mena

FAISCASJaviera Mena es una cantante, compositora y productora nacida en Santiago de Chile. poco más de 30 años y ya con un bagaje musical a las espaldas importante. Desde hace un tiempo a esta parte parece que la presencia de nuevos grupos de latinoamérica en el panorama musical español es mayor. Si bien es cierto que ahora mismo la calidad supera con creces a lo que estábamos acostumbrados.

En este caso, esta artista nos propone un estilo donde hay influencias del Pop, electropop, indietrónica y electrónica, con una visión propia y personal. Una de las características que advierto al escuchar su música es que algunas de las bases  que utiliza me recuerdan a los grupos españoles de los 90. Lo que puede resultar atractivo en algunos temas y, en otros, un poco alejado de lo que se mueve en el panorama musical actual.

Es una opción arriesgada, pero destaco la originalidad del proyecto y la fuerza con la que poco a poco va introduciéndose en España. Su nuevo disco, Otra era, es muy bueno, aunque no tiene la promoción que debería y su alcance es menor, moviéndose sobre todo en el panorama indie. Creo que puede llegar a un abanico mucho mayor de oyentes si hay un apoyo más profundo.

Las letras son frescas, con la visión de un nuevo tipo de mujer latinoamericana: fuerte, preparada, con mucho que decir y expresar, segura, original, creativa, independiente. Ya no solo estamos ante la cantante de baladas o la que lleva toda la vida entre los dos continentes. Estamos ante un nuevo grupo de artistas que rompe con los tópicos establecidos y que ofrece una imagen completamente diferente y moderna de su país.

No puedo dejar de sentir, cuanto más escucho el disco de Javiera Mena, la influencia de la los 90 en sus temas y, al mismo tiempo, las ganas de llevar la música a otro nivel, algo que consigue. Te invita a moverte, a no quedarte inmóvil y solo mover la cabeza. Su música poco a poco te envuelve y hace que te guste más y más y te pares, mientras bailas, a escuchar sus letras. Lo dicho, déjate llevar por su sonido y no podrás evitar que tus pies inicien el camino de la pista de baile, pero también podrás llevarlo de fondo mientras estás conduces a la playa, estas en una terraza o entre amigos en una fiesta. Escucharla te hace feliz. ¡Qué le voy a hacer! La escucho de nuevo y me gusta más.

© La Mirilla Curiosa