Cuando el “Cover” es mejor que el original… o se le acerca bastante

Soy de los que piensa que, en muchas ocasiones, no siempre el que canta una canción es el mejor intérprete de la misma y, en consecuencia, hay otros cantantes que lo hacen mejor o, simplemente, al variar el tema interpretado, de dan una visión distinta que lo mejora.

Podíamos hablar mucho sobre el tema y llegaríamos siempre a la misma conclusión: no todos los artistas reconocidos, reconocibles y/o famosos, cantan bien.

Esta entrada es corta porque sólo es un apunte de unas notas que espero poder ampliar. Por ahora, lo mejor es dejar que la música hable por sí misma.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa

Anuncios

Camilo Sesto – Historia de un Hit Voilumen XIV

— Oiga Jefe, ¿Puedo preguntarle algo?

— Lo que quieras. Otra cosa es que te quiera responder o te conteste lo que me de la gana.

— Verá, es que el otro día estuve husmeando entre sus discos de plástico…

— Joder, chaval, contigo no hago nada de provecho para el mundo. De vinilo, son de vinilo.

— ¿Pero eso no es plástico?

— Nada, el mundo llega a su fin, eso seguro. La gente está muy tocada del ala o es que ya no saben ni lo que dicen. Chico, habla bien, con los términos adecuados y puede que hoy aprendas algo nuevo.

— Sí, vale, lo que quiera. Pues lo que le decía, que hurgando en su colección había un tipo con greñas, con una pinta rarísima.

— ¿Pues ahora no caigo? Dime alguna de sus canciones.

— Si aquí tengo el disco. A ver… sí, aquí pone “Perdóname”,

— ¿Me lo puedes acercar? Sigo sin darme cuenta de quién puede ser.

Se lo acerqué al muy cabrón. Se las sabe todas. Esperó disimulando hasta que me tuvo a la distancia de la mano, un poquito más cerca. No vi venir cómo su mano impactaba en mi cara.

— ¡Por el amor de Dios! No le tienes respeto a nada. Te digo que escuches, que oigas, que mires y no me has hecho caso ninguno.

 ¡Hostia, jefe!

— La que te he dado.

— Eso seguro. ¿Pero a qué viene esto?

— Es que hacía tiempo que  no te la habías ganado y hoy tocaba, por inútil musical.

— ¡Coño, cómo pica!

— Y más que debía picarte. ¿Cómo puedes no reconocer a Camilo Sesto? Camilo Sesto es el cantante, compositor, la voz que ha sido una referencia desde los años 60 y que sigue siéndolo, aunque ahora mismo no quede mucho de quién fue.

— ¿Tanto ha sido?

— Y más, pero mucho más. Ha compuesto para los más grandes y ha vendido discos… ¡Puf! Pero es que, además, ha sido el artista internacional, junto con Julio Iglesias, más importante. ¿Sino por qué te crees que lo llamaban “Camilo Super Star”?

— Ya veo que le gusta.

— No chaval, es que me emociono al recordar lo que hizo este pedazo de artista. Tu no lo comprenderás porque estás alelado con el “chunda-chunda”, pero es que hasta que te paras a comprender de verdad la música que se hizo en España en esas décadas y lo que supone para la historia de la música, no serás capaz de entender lo que fue esa época para conocer la actual.

— Pues ahora me ha entrado el gusanillo. ¿Quiere que lo ponga en el tocadiscos?

— Ya estás tardando.

— ¿Por que será que, cada vez que su mano impacta en mi cara, quiero escuchar el disco del que le hablo y es el causante de la hostia?

— Porque tu única neurona despierta y se pone receptiva.

¿A ver si va a ser eso?

— Venga, no perdamos tiempo. 

— Ahora mismo.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa

Deva

¿Quieres escuchar una voz de la que te vas a enamorar sí o sí cuando la escuches? Pues entonces tienes que dirigir tus orejas hacia los altavoces y dejarte envolver por la voz de una muer que cuando canta sus canciones, en las que podemos descubrir los ritmos actuales del Trap y también los más clásicos como el Soul, solo podemos callar, oír y, cuando termina el tema, aplaudir. Esa mujer y artista es DEVA.

¿Qué quieres? Suena de maravilla, te transmite energía de la buena, de la que te recorre el cuerpo de verdad y hace que no puedas evitar que tu cuerpo se mueva.

Muchos pensará: ya, seguro que sí. Lo que pasa es que será guapa y todo es postureo, pero seguro que la voz es una mierda. Para todos los que piensan así solo les digo esto: es guapa, de piel morena, pelo rizado, pero del resto solo puedo pronunciarme en estos término: da gusto escuchar una voz con tanto “fluir” (mola más esta palabra en castellano que flow, sorry), con fuerza, a la que se le entiende cada palabra de una manera clara y nítida.

Por otro lado, las letras enganchan de verdad. Llegan dentro, sin florituras. Barre todo lo que la enfrente. Uno de los vídeos que he visionado de ella se construye, desde el punto de vista musical, apenas con una guitarra y una voz de acompañamiento, poco más. Es una gozada verla y escucharla.

Con ella se demuestra que no es necesario rellenar una buena canción con miles de ritmos, sonidos o autotune. Cuando eres buena, no necesitas nada más y DEVA lo es. Es más que buena.

Puede que no me creas, pero yo te invito a que gastes un poco de tu tiempo en darme la razón o en odiarme para siempre. No creo que me odies y dejarás que el tiempo pase mientras escuchas los temas de esta cantante increíble.

Os invito a ver y escuchar a esta artista.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa

Maro

Maro es una artista portuguesa que he escuchado por primera vez hace muy poco tiempo. Exactamente al escuchar un tema del nuevo disco de Emilio Aragón, que firma con el pseudónimo de Bebo San Juan en su trabajo La Vuelta al Mundo. Es en el tema Norte y Sur que su voz está presente y he de decir que tuve que buscarla inmediatamente en internet, en ese canal de vídeos que todos conocemos.

Ahí fui consciente de lo que esta artista es y puede llegar a ser. Muchos la ven como alguien con un potencial emergente y que, en poco tiempo, puede ser una referencia en el panorama de la música lusa.

Tiene una voz grave, profunda, en ocasiones parece que tomada, pero es un grave error si crees que no te va a sorprender. En cuanto escuchas las primeras notas que salen de su boca te quedas prendado y Portugal aparece en todo su esplendor, pero sin exageraciones, sin necesidad de decir que está ahí. Sólo aparece y se crea magia entremezclando el concepto que ella tiene de la música que quiere hacer y el tono acogedor de su voz.

Cuando la escucho me vienen a la cabeza imágenes del mar, de viajes, de calles de ciudad vieja, estrechas y también enormes avenidas y cielo azul o lluvia. Infinidad de matices como lo que canta y las formas en que las canta.

Creo que es un valor en alza que crece cada día y, en menos tiempo del que pueda parecer, la tendremos más que presente.

¿Sabes cuándo estás seguro de algo? Pues con ella lo tengo claro. Por eso, para conocerla mejor, no hay como escuchar lo que canta y la manera en que lo hace. Todo es cuestión de matices y poner el oído siempre porque, cuando menos lo esperas, aparecen maravillas como Maro.

Os invito a que la conozcáis y la escuchéis.

Abrazos musicales.

 

© La Mirilla Curiosa

Fran Vazquez (Feelings)

Cuando uno habla sobre sus orígenes musicales, en la mayoría de las ocasiones miente más que habla o busca una serie de temas, grupos o artistas que se adaptan a su estilo musical de cara a los que escuchan, para que no parezca que vacila a más de uno.

Por eso hay muchos que escuchaban sólo rock, incluso desde que estaban el vientre de su madre, flamenco antes de que apareciera en el mundo o pop cuando Mozart llevaba peluca.

Fran Vazquez es rock, pero del bueno, de los que cantan con la voz desgarrada, desde el corazón y también las tripas. De los que comparten su calidad con otros grupos, en otros estilos y que recorre cielo y tierra para no fallar un solo bolo porque, para él, además de su pasión por la música, el público, su público, es importante, esencial.

Fran Vazquez es un artista de los que espero conocer en persona porque es auténtico, porque es pura pasión por lo que hace, porque vive en mi ciudad, Vigo, en la que me parió mi madre y, sobre todo, porque no me canso de decir que tiene una de las mejores voces que he escuchado y que, estoy seguro, si hubiera nacido en otro país, ya tendría varios discos de oro, seguro.

Y va y se nos sincera, publicando en su facebook que hace tiempo, en un momento concreto de su vida, en el que las mariposas revoloteaban por todas partes —esto es algo exagerado por mi parte—, cuando la vena romántica afloraba en él, se dio el gusto de grabar una serie de temas al más puro estilo intimo, romántico, en el que, aparte de su voz, hay piano, teclados y poco más.

Pero lo más alucinante es que quiere regalarnos ese trabajo de manera altruista,  gratuita. ¿Lo único que pide es difusión? No, Fran, no. Esto merece algo más.

El primer tema que escuche, es Don´t let de sun, de Elton John, y, sinceramente, se me ha escapado una lágrima. ¿Que coño hace la industria musical que no ficha a este artista con mayúsculas? Sé que no soy imparcial, —contigo nunca lo he sido, Fran—, pero no me importa volver a repetirlo: Fran Vázquez es una de las mejores voces que he escuchado. Muchos no le llegan a la altura de los zapatos.

Por tu entrega, por tu calidad, por tu cercanía con la gente que te sigue, que te acaba de conocer, que te conocerá y que te reconocerá, mi más sincera felicitación por estas canciones, por todo tu talento y, sobre todo, por regalarnos este trocito de ti, mereces todo lo bueno que tengas y que te ha de venir.

Doy gracias porque haya gente como tú en el mundo de la música.

Y como diría aquel: “que viva la madre que te parió”. Estoy seguro de que, a muchos de vosotros, os sorprenderá lo mismo que a mí.

Abrazos musicales.

Os dejo el enlace para que descarguéis este trabajo. Pulsar sobre el nombre y accederéis directamente. Os pido la máxima difusión para este ARTISTA.

FRAN VAZQUEZ – FEELINGS

© La Mirilla Curiosa

Suzy Quatro

Rubia, guapa e inteligente. Si quieres acercarte Susana Kay, Suzy Quatro, tienes que hacerlo ante una cantautora, música, letrista, actriz, artista, escritora que marcó una época y su dominio en la industria discográfica estuvo situada, sobre todo, en las décadas de los 70 y 80, en los que su sello personal, al ser de los pocos artistas que, tocando el bajo, llegaría a ser líder de un grupo, marcó la diferencia.

Cuando uno la escucha, se topa con la fuerza del ritmo de la percusión en la batería, unos teclados que no te dejan indiferente porque parece casi jazz, unas guitarras que desgarran cada nota de las cuerdas, un bajo que mantiene la tensión de la melodía y la canción, que nunca decaen. Pero lo que alucina es la voz de Suzy, absolutamente brutal. Su voz está por encima de la de sus compañeros sin inmutarse, se hace notar hasta el punto de parecer enloquecer con cada tema. Llega a unas notas y agudos que son espectaculares. Pocos cantantes conozco que sean capaces de llegar a ellas sin romper la voz.

Aun así, los vídeos oficiales no son los que le hacen justicia porque están hechos con la voz enlatada y lo mejor es escucharla en directo, sobre todo cuando en los programas podían hacerlo así, al natural, viéndose los cables conectados y con el mensaje en la parte inferior diciendo “voz e directo“. Eso sí que valía para tomar la medida del cantante en cuestión.

No sólo era una fuerza sobre el escenario, sino que tenía esa energía para engancharte y no soltarte hasta que a ella le diera la gana.

Alguno pensará por qué hablo en pasado cuando aún está en activo. Lo hago porque creo que son ese tipo de artistas, hombre o mujer, cuyo momento ha pasado y que jamás va a recuperar. Lo que haga ahora es flipante, pero creo que como las décadas pasadas…, nada. Pero eso es una opinión personal, nada más.

Para quienes no la conocen, ¿puede ser cierto?, aquí os dejo una compilación de varios de sus temas que espero que disfrutéis. Por mi parte, disfrutar de buen rock.

Saludos musicales.

© La Mirilla Curiosa

Mäbu

¿Quién es Mäbu? Es  María Blanco, quien lo creo en  2008 quien, además de cantar, componía todas las canciones. Después, al hallar complicidades musicales con Txarlie, comenzaron a recorrer España con sus directos, afianzándose como grupo y sobre todo, dando a conocer un estilo propio reconocido y reconocible, además de crecer ante un público que los sigue.

La primera vez que supe de ella fue a través de una entrevista de radio. La nombraron, escuché su voz junto a la guitarra de Txarlie y no pude despegar la oreja del aparato.

Tiene todo lo que a mí me gusta como artista: una magnífica voz en disco, pero mejor en directo; unas letras que son casi poemas para ser cantadas, profundas, con contenido; un sonido mágico que te va envolviendo tema a tema y que, cuando termina, te deja huérfano de más; un compañero musical con el que se complementa y unos músicos que da gusto escuchar; una presencia natural, magnética, que trasmite lo mismo que su voz; bagaje musical de los de verdad, de los que se curran con kilómetros de carretera, garitos y locales en los que uno se curte a base de conciertos para pocos o muchos, pero de los que se aprende y dejan poso para seguir un camino marcado cuerda a cuerda, nota a nota, canción a canción.

Otro punto para poner en valor a esta artista es que es de las que colabora con nombres reconocidos y a la que buscan para colaborar, pero no es de las que tiene una repercusión en los medios, todavía. Son de esas artistas que están pero que no lo parecen; que son esenciales, pero que no lo pregonan; que saben que son buenas, pero que no se dedican a exhibirlo; que deberían tener una repercusión que no tienen, pero que tendrán seguro.

Poco más puedo decir de este maravillosa artista, de este grupo, de este descubrimiento personal que me encanta y guardo entre mis favoritos. Por cierto, que sea la hija de los reconocidos Sergio y Estíbaliz es algo que no es relevante porque ella brilla con luz propia.

Gracias por tu música, de corazón.

Abrazos musicales.

© La Mirilla Curiosa