Red Baraat

Red Baraat es una banda de New York liderado por Sunn y Jain, integrada por otros músicos, la mayoría de ellos intérpretes de instrumentos entre los que destacan los metales, saxofón, trompeta, además de otros como la batería y la guitarra.

Pero uno de los instrumentos más característicos de esta banda es uno de percusión: el dhol, tambor que se toca golpeando ambos lados con dos palos, uno de madera y otro de bambú, y que el intérprete se cuelga al cuello con una correa.

Esta banda toma como referencias musicales la música bhangra, relacionada con la etnia panjabi, que emigró de la región de Punjab, en el norte de la India, sobre todo a Gran Bretaña, Canadá, Estados unidos, y otros países.

Y lo que quieren mostrar llega de una manera directa, con energía y crea una atmósfera en la que la música alegre popular se fusiona con otros sonidos, creando un una conexión brutal entre la banda y el público. De ahí que con esta mezcla de música y ritmos hayan hecho infinidad de concierto (en 2011 más de cien conciertos).

Son un referente en el panorama musical y, sobre todo, en el directo de sus conciertos, con los que ha recorrido muchos países, infinidad de festivales, entre ellos algunos de los más importantes de jazz, creando un universo propio y necesario un año tras otro.

Quizá para muchos no sea un grupo conocido o, directamente, no se sepan quienes son, lo cual no está reñido con tener un enorme número de seguidores, aforos llenos en los conciertos, bagaje musical de sus integrantes y discos que se venden en cualquier parte del mundo.

Lo que ocurre con esta banda es lo que les pasa a muchas otras: no están reconocidas en los medíos, pero sí por un público más abierto que, en muchas ocasiones, tiene mucho más conocimiento musical que quien sólo busca, tras la mesa de un despacho, un éxito puntual y no una trayectoria.

¿Quieres disfrutar, quieres pasarlo bien, quieres conectar con una banda que te va a dar mucho más de lo que esperas? Entonces Red Baraat es lo que buscas.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Amaraae


Esta mujer Amaarae es una artista multifacética que, además cantante, también compositora, productora e ingeniera de sonido. Nacida en Nueva York, pero con orígenes en Ghana, donde se crió, se ha consolidado como una de las referencias musicales más importante en su país y en el África Occidental.

Sus influencias, en cuanto a ritmos, van desde el R&B, Soul, Afro-fusión y el Ate, creando un universo ecléctico en su música, bañada por sonidos de artistas y grupos tan conocidos como Billie Holiday o Fleetwood Mac.

El camino de esta mujer, como artista, esta marcado por un camino en el que ha recorrido kilómetros para tocar en locales como Ghana Café Kwae, Shop Accra o Vine Lounge, gracias a los cuales ha logrado la fidelidad de aquellos que la han escuchado en sus concierto.

Esa misma implicación y trabajo constante, además de un crecimiento como artista y cantante profesional, le ha hecho ser un referente en la música a nivel internacional, recibiendo reconocimientos en muchos ámbitos relacionados con la música y también en otros completamente diferentes.

Estamos ante una artista joven, pero con un bagaje muy grande, que ha escrito también, a través de historias cortas, publicadas en Okay África, las dificultades para poder hacer su carrera musical como mujer en una cultura dominada por hombres. Es decir, estamos ante una mujer que ha luchado para conseguir lo que quiere y mantener lo que tiene, que ha tenido que enfrentar no sólamente a las dificultades para abrirse paso como artista sino también a una sociedad que minusvalora a la mujer como creadora y artista.

Es una de esas personas que merece la pena escuchar y, sobre todo, alguien a quien tener en cuenta y seguir si te gusta la buena música y otra forma de mostrar la música.

Abrazos musicales

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

1974 – Historia de un Hit Volumen XVI

—Oiga, jefe.

—Dime, pimpollo.

—¿Eh?

—¡Cuánta ignorancia social, por Dios! A ver, ¿qué se te ha perdido?

—Pues estaba pensando que, muchas veces, no somos conscientes de la música que escuchamos cada día, cada año. Es mucha y llega un punto en que es casi inabarcable.

—¿Sabes qué pasa, chaval? Que no nos damos cuenta de su importancia. En mi época, la música no era tanta como es ahora, pero, a diferencia de hoy día, marcó mucho a la gente, incluso una generación. Los cantantes eran reconocibles y, sobre todo, los temas musicales se mantenían en el tiempo, lo que ha hecho que generaciones posteriores y actuales las sigan tarareando y cantando. Ahora, la mayoría suenan igual o muy parecidas, con lo que es muy difícil recordarlas y ya no te digo a quien las interpreta, que esa es otra. Ahora, la mayoría son voces, pero no artistas. Se ha perdido mucho eso de que el cantante fuera también músico, letrista o ambas cosas.

—Hombre, jefe. Le doy la razón en eso, pero estará conmigo en que ahora hay muchas opciones, estilos y, sobre todo, acceso a músicas del mundo a las que antes era imposible llegar.

—Eso no te lo discuto, pero se ha perdido la esencia de la personalidad del artista, del grupo. Te voy a hacer una pregunta.

—Suéltela, jefe.

—Además de los nombres de grupos y artistas que suenan en las radiofórmulas de turno, ¿puedes decirme el nombre de diez grupos o cantantes actuales?

—Claro, jefe. Vera…

—Venga, dime el primero.

—Sí, hombre. Este…

—¿Qué?

—Es que…

—Ni papas, ¿verdad?

—¡Porras! Pero seguro que, si yo le pregunto por alguno de su época, no se acuerda de casi ninguna.

—¿Me estás retando? Vale, pregunta chaval.

—¿En serio?

—Claro.

—Luego no me vacile.

—¿Tienes miedo?

—La madre que lo…

—Chaval…

—Vale, vale. A ver… sí, lo tengo: 1974

—Mira, en ese año nació un amigo mío. Alejandro. Y recuerdo perfectamente lo que sonaba en esa época: Las Grecas, Juan pardo, Camilo Sesto, Dannny Daniel, Fórmula V, Roberto Carlos, Patxi Andión, Manolo Otero, Jose María Guzmán, Alcatraz y para joder, te digo uno más, Doctor Pop. ¿Qué? Y sin despeinarme.

—Está bien, jefe. Ahí me ha ganado.

—Y por goleada.

—Pero ahora me tiene que poner los temas para escuchar.

—Pues siéntate y disfruta, que voy a buscar en mi discoteca. Enciende el plato mientras los busco y los ponemos para que te culturices, musicalmente hablando.

—Gracias, jefe.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

María José Llergo

María José Llergo es una artista joven. Nacida en Pozoblanco en Pozoblanco (Córdoba). Su voz suena a flamenco. Su música lo fusiona con otros ritmos , creando un universo propio de colores, de sonidos, de letras que transmiten, de canciones que te hacen para y la necesidad de escucharla sentado, poniendo los cinco sentidos y sintiendo como pocos lo consiguen.

No es fácil hacerlo, no por su juventud, que también, pero esta artista tiene claro qué quiere hacer en esto de la música. Se ha arriesgado mucho al buscar un recorrido diferente en su camino , pero lo que está claro es que lo que canta es muy bueno y quien lo produce hace verdaderas obras de arte.

No hay nada más difícil que enganchar a un oyente desde la primera nota y cada uno de los temas que está publicando consigue que se algo te remueva algo dentro.

Tengo que decir que, por lo que escucho y veo, en esto de la música, en lo relativo a nuevas voces, hay como dos vertientes: por un lado tenemos los que se lanzan a los brazos de lo comercial, de lo mediático, de lo inmediato, de lo que suena machaconamente en todas y cada una de las radiofórmulas, de lo que se vende como churros. El problema es que eso es como una pompa de jabón: sube cristalina muy rápido, pero dura muy poco y explota hasta que no queda nada y desaparece.

La otra vertiente es la más complicada: mirarse al espejo y ver tu reflejo, aceptar quién eres, qué quieres hacer de verdad en esto de la música y saber que lo que uno quiere va a ser difícil, complicado, arriesgado y, la mayoría de las veces, acabará demasiado pronto sin que se consiga nada o sólo las ganas de haberlo intentado.

Pero en ocasiones, como se dice, “suena la flauta” y, ya sea por conocer a las personas adecuadas o coincidir con ellas, por estar en el lugar adecuado en el momento justo, funciona tu manera de entender la música y llega a quien tiene que llegar, confían en ti y tu camino varía hacia algo mejor.

María José Llergo tiene mucho para volar alto y no caerse, todo lo contrario. Tiene esa luz que pocos logran, pero es que, además, su voz expresa, atrapa, te canta y te cuenta historias haciendo que quieras escuchar más.

Para mí es un diamante que se está puliendo poco a poco y que cada vez brilla un poco más.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Alizzz

Alizzz es lo que yo llamo un artista multidisciplinar. Así, su faceta como músico también abarca la de DJ, productor musical, compositor, etc. Vamos, que estamos ante un artista 360.

Su trabajo como compositor podemos encontrarlo en temas de artistas actuales tan conocidos e influyentes del panorama musical como Tangana, Rosalía o Lola Índigo. El problema es que cuando uno es bueno en lo que hace y, además, sabe hacerlo, empieza a desear ampliar las miradas a lo nuevo y también a probar en lo vocal y cantar también sus propios temas, aunque sea a través de colaboraciones.

¿Resultado? Algo fresco, pop ligeramente indi, muy cuidado, que apetece escuchar, oír, bailar y, sobre todo, con unas letras que cuentan historias, no sólo frases que rimen y ya está. Pero también maneja otros muchos estilos musicales.

La última sorpresa ha sido una versión más íntima, Gallery Session, de un tema que ya había grabado con Amaia. Sinceramente, cada una de ella son preciosas y personales.

Personalmente, me encanta que uno haga lo que le gusta, de la manera que quiere y, sobre todo, creyendo en lo que hace y haciéndolo mejor que bien. Esto lleva a que, cuando uno sabe que lo que hace es de calidad, se le busque y esto es lo que sucede con él. Cada vez son más los que quieres tener cerca este artista.

Quiero escucharlo más, seguirlo y ver hasta dónde llega.

Aquí os dejo unos vídeos para que lo conozcáis mejor y su música en sus distintas facetas musicales.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa.

Sister Rosetta Tharpe

Sister Rosetta Tharpe, nacida en Cotton Plant, Estados Unidos, en 1915, está considerada por todos los expertos musicales, como la mejor guitarrista mujer de todos los tiempos. No sólo es una gran artista como guitarrista y cantante de jazz, sino que era un virtuosa de ese instrumento.

Su mayor popularidad, dentro de la historia de la música, se enmarca en las décadas de los 30 y 40 del siglo XX, lo que la asentó en uno de esos lugares que sólo los grandes músicos poseen. Su discografía llega hasta 1969 y sus giras de concierto hasta poco tiempo antes de su muerte en 1973.

Lo que hizo de esta artista algo único es que que supo combinar la música espiritual y sagrada con la laica y llevarla tanto a los clubes como a las salas de concierto, algo que casi nadie había realizado y mucho menos como mujer, guitarrista y cantante.

Las grabaciones de la época seguramente no le hacen justicia, pero lo que hay que poner en valor es que en una época muy complicada para la música, que una mujer decidiera optar por un estilo personal tan arriesgado y, sobre todo, el tocar un instrumento como la guitarra, a la que asociamos más al género masculino, hace de ella una pionera en muchos aspectos musicales.

Lo que esta claro es que, como adelantada a su tiempo en muchos aspectos, fue la que abrió la puerta a que muchas otras mujeres vieran que, como artistas, pudieran ampliar sus opciones creativas musicales.

Ella, Sister Rosseta Tharpe es uno de esos descubrimientos personales que disfruto porque desconozco mucho y espero que cada día sea un poco menos. Creo que debemos ampliar nuestra mirada más allá de lo comercial, de lo habitual, de lo que nos bombardean cada día —siempre con los mismos artistas y estilos— y bucear en aquello que nunca hemos escuchado, aunque no sea nuestro estilo, lo que más nos gusta.

Aquí os deja una pequeña compilación de varios de sus temas.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

La Mirilla Curiosa

Playing For Change

La idea principal de esta fundación, Playing For Change, es la de la capacidad que tiene la música para conectar a las personas y esta conexión no tiene que ver con sus diferencias, ya sean económicas, físicas, intelectuales, sociales, culturales o de lugar en el que uno habite.

La música, quizás, sea el idioma más universal y en el que, a través de una melodía, cualquier músico puede aportar su capacidad como artista para crear algo nuevo, diferente, original o también revisar temas musicales conocidos, además de crear otros nuevos. Ahí está su magia.

Partiendo de la base también de que el conocimiento musical puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas, sobre todo los más pequeños, y ofrecerles un futuro alternativo a través de los estudios musicales, esta fundación ofrece 15 programas de estudio musical en 11 países diferentes.

Por supuesto, todo este trabajo no sería reconocido ni reconocible sino hubiera detrás un apoyo económico y, sobre todo, caras conocidas que aporten visibilidad a esta fundación. Por eso, tomando como base la música, esa visibilidad la han conseguido, en parte, creando vídeos musicales en los que artistas de todo el mundo versionan temas conocidos actuales en los que, con su voz, instrumento musical u otros conocimientos aportan de manera desinteresada su calidad como músicos, cantantes, etc.

Para mí, como amante de la música y de sus infinitas variantes, ritmos, voces instrumentos, etc., es una gozada poder escuchar a músicos de todo el mundo, en muchas ocasiones desconocidos para el que escribe, pero con una calidad que haría temblar a más de uno de los que creen ser buenos sólo porque es famoso.

Por eso, aquí os dejo una selección de varios de los vídeos de la fundación y, a través del enlace, pulsando sobre el nombre de la de esta, podréis conocerla mejor.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Ponto de Equilibrio

Ponto de Equilibrio es un grupo de reggae brasileño, nacido en Rio de Janeiro, en Vila Isabel, en 1999.

Los ritmos de esta banda mezclan el dub con la Samba y otros como la capoeira de Angola, el maculelê (danza brasileña de origen afro-brasileña) y el maracatu (ritmo, danza y ritual de de sincretismo religioso de origen brasileño). Es por eso que es importante, aparte de las guitarras y teclados, las bases rítmicas de la percusión, todo ello envuelto en un aire psicodélico en el que la voz, que todos asociamos con este tipo de música, es importante.

Las letras, en las que está presente la lucha contra la injusticia, los problemas sociales, la naturaleza, el amor, las personas y sus vidas, lo cotidiano y, sobre todo, la realidad de la vida, con lo bueno y con lo menos bueno, envuelven cada uno de sus temas.

Cuatro álbumes de estudio conforman su discografía, siendo el primero Reggae a Vida com Amor (2004) y el último Essa è a Nossa Música (2013), aunque tienen dos más en directo. África, Jamaica y Brasil unidos a través de la música con fuerza, con energía y con saber hacer las cosas bien.

Está claro que escuchar las veinticuatro horas esta música sólo está reservado para personas para las que este tipo de música sea una prolongación de su día a día o una forma de vida, pero en dosis asumibles, sinceramente, hacen que la sonrisa asome y que sea imposible tener el cuerpo quieto.

El cantante tiene personalidad y, como grupo, tienen mucha repercusión desde el punto de vista musical, tanto en su país como fuera del mismo.

Como suele ocurrir muy a menudo, es de esos grupos que es descocido para el que escribe estas líneas y para muchos de vosotros lo mismo y lo sabéis. Sin embargo, me alegra haberlos descubierto y, sobre todo, de disfrutar de su música.

Para vosotros, mientras yo disfruto de la compañía musical de Ponto de Equilibrio, una recopilación de sus trabajos y conciertos.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Yebba

Interesante es escuchar una voz con alma negra en una mujer blanca, pero con tantos matices y fuerza que, si sólo la escucháramos, nos importaría un pimiento el color, porque la música no entiende de eso, sólo que si eres bueno en lo que que haces o no.

Yebba es de Arkansas, Estados Unidos, y desde 2015 anda en esto de la música, pero es en los últimos años cuando está siendo reconocida.

¿Sabéis cuál es el problema de la música en este momento? Desde mi puto de vista personal, claro, es que algunos puristas pecan de hacer guetos musicales en los que se puede entrar o no en función de quién seas y eso es muy grave. Cuando uno/a tiene un don, hay que abrirle las puertas siempre donde sea.

Recuerdo cuando Camarón de la Isla grabó La leyenda del Tiempo y todos los puristas se le echaron encima y lo pusieron de vuelta y media, poco más lo repudiaron y, sin embargo, ahora es uno de los discos mas venerados por los flamencólogos por lo que supuso para el propio género.

Con esta mujer me ocurre lo mismo. Es brutal como cantante, tiene un energía, una capacidad y una voz como pocas artistas y un futuro en su camino largo y con la posibilidad de consolidarse como una de las voces más reconocidas. Quizá le falta el quitarse todo lo que pueda ser lastre, además de un tema que la catapulte a lo más alto para despegar. Otra cosa será mantenerse.

Cuando la escuchas por primera vez, te viene un recuerdo a Adele. Sin embargo, su voz es menos explosiva y más dulce, pero igual de fuerte y buena. Se nota que ha bregado para poder situarse y que su nombre suene mas allá de los circuitos musicales y colaboraciones esporádicas.

A mi me ha sorprendido, me ha gustado y, sobre todo, la recomiendo. Aunque no tiene demasiados vídeos, creo que con esta selección entenderás que me haya enganchado su voz.

Abrazos muicales.

Alejandro Guillán

La mirilla curiosa

Tahúres Zurdos

Si hablamos de Rock; si hablamos de la década de los 80; si hablamos de voces rasgadas y kilómetros de carretera; si hablamos de personalidad; si hablamos de guitarras y batería; si hablamos de la fuerza de lo femenino en este género, entonces no podemos hablar de otro grupo que no sea Tahúres Zurdos.

Aunque en 2004 el grupo se despidió del público, desde 1987 fueron uno de los más importantes del panorama roquero musical nacional. De hecho, diez discos, uno de ellos recopilatorio, abala su carrera como banda.

Aurora Beltrán era la cara visible de un grupo que bebía de fuentes tan diversas como The Who, Led Zeppelin o Lou Reed, entre otros. Al mismo tiempo, siempre gozaron de un público entregado y fiel que compartía una visión del rock fuerte, pero con letras más elaboradas y profundas, lo que le aportaba una cara más intelectual, profunda.

Quizá el problema principal de este tipo de bandas, en la época en la que tocaban, era que el panorama musical estaba muy saturado de bandas de rock, lo que hacía que muchas de ellas, que eran, en cuanto a calidad, mucho mejores que otras más reconocidas, no pudieran mantenerse o consolidarse de la manera que hubieran querido.

Creo que a este grupo, Tahúres Zurdos, le ocurrió lo mismo que a otros. Un gran grupo en todos los aspectos en unas décadas en las que la avidez de nuevos estímulos y referencias musicales, hacía que muchas bandas pasaran del reconocimiento y la gloria a una desaparición progresiva o el olvido absoluto.

Soy de los que piensa que no reconocemos lo suficiente lo que grupos como este, Tahúres Zurdos, supuso para una sociedad, para un país, que fue capaz de lo mejor, desde el punto de vista musical, y, al mismo tiempo, arrasar con aquello que construía en nada.

Creo que hay referencias que son importante mantener presentes y, sobre todo, valorar y mantener en el imaginario y la historia de la música, como por ejemplo este grupo, que abrió caminos alternativos en el rock y, sobre todo, sumó a este género la voz fuerte de las mujeres.

Abrazos musicales.

Alejandro Guillán.

La mirilla curiosa.